“Un lugar de retiro, donde resguardarse. Como un refugio del mundo exterior y con vista hacía él, una zona segura que se asemeja a nuestro tiempo en el vientre materno. Un diseño simple: líneas limpias y volúmenes cubistas. Intimidad y tranquilidad absoluta. Ninguna distracción o tecnología visible distraen su relajación”.

Con abundante madera, con mucho cristal, con mucha intimidad. La interacción completa de las tiras de madera y aperturas entre los paneles caracteriza a esta sauna única con notable contundencia. Disponible en hemlock, roble o nogal: la opción es suya. El frente y las paredes son están revestidas con cristal, así creando una conexión visual con el mundo exterior y una interacción armoniosa con la luz entrante. A pesar de esto, no se puede ver de fuera hacia adentro, es prácticamente imposible.

¿Cuántas saunas protegen su intimidad mejor que esto? Se trata de la luz, no son simples adornos. Hemos dedicado especial atención al sistema de iluminación indirecto. Elementos de luz ligeros han sido integrados a la perfección en los lados donde se encuentra los niveles con asientos. Una remota fuente luminosa destaca detrás del moldeado montado por techo. Así usted no ve nada mas que una luz que calurosamente abraza el espacio entero, permitiendo un sentido profundo de relajación penetrar en su ser. Crear espacios donde la tecnología es invisible al ojo humano es el principal reto de Matteo Thun. Así el calentador también está discretamente colocado bajo los asientos.